Marketing digital ¿es importante para mi empresa?

No hay duda, la respuesta es sí. El empresario tiene que tener, muy en cuenta, la información que circula en Internet sobre su compañía. Según la información que el potencial cliente reciba de la marca, así será su disposición –o no- a adquirir sus productos y a contratar sus servicios. O lo que es lo mismo: tener una estrategia de marketing digital resultará, para una empresa, de vital importancia, esencial. Será la manera de mejorar su imagen de marca y aumentar su visibilidad en la Red.

Hoy cualquier cliente se informa antes de comprar. Ya no hay consumidores pasivos, así que las marcas tienen que trabajar para: mejorar su presencia on line; optimizar su presencia en redes sociales –más del 50% de las empresas encuentran aquí compradores- y tener una actitud participativa en las comunidades que agrupan a sus clientes potenciales.

Entre los beneficios de tener una estrategia de marketing digital es que es medible; moldeable; económico; da la posibilidad de desarrollar una comunidad propia de usuarios; segmentable según sexo, localización, idioma, país o hábitos de consumo.

¿Por qué debo de invertir en marketing digital?

Desde hace ya unos cuantos años, Internet es el medio de comunicación que más crece. Lo hace mucho más que televisión, radio o prensa escrita. Y nada indica que esto vaya a cambiar, muy al contrario. Por este motivo, para las empresas invertir en marketing digital es sencillamente obligatorio.

¿Razones que tiene una empresa para invertir en una estrategia de marketing digital? Aquí van tres:

  1. Las redes sociales son un excelente punto de encuentro con los clientes

Es el lugar en el que los usuarios expresan, abiertamente, sus opiniones, algo esencial para poder ofrecer una buena atención al cliente.

  1. El marketing digital ahorra dinero frente al convencional

Contratar un banner en un medio digital, o promocionar la divulgación de contenidos en redes sociales, no sólo es mucho más barato que producir un anuncio para televisión. También es más rentable y productivo. Además, si no da los resultados que se esperan, una campaña digital permite modificaciones sobre la marcha.

  1. Los contenidos digitales se pueden viralizar

Así es. Las comunidades siempre van a compartir contenidos de calidad que sean de interés común. También es importante responder a las dudas y comentarios que los usuarios, ante la lectura de esos contenidos, puedan exponer.

Sobre el lugar en el que una empresa puede invertir su presupuesto en marketing digital, las opciones son variadas.  Hablamos de buscadores como Google y/o de redes sociales, blogs afines a un determinado modelo de negocio, webs visitadas con asiduidad por los potenciales clientes.

También será importante, a la hora de planificar una campaña de marketing digital, tener claro que se pretende conseguir con la campaña. No es lo mismo buscar aumentar el tráfico hacia una web corporativa que aumentar el número de leads, dar a conocer una marca o vender más.

¿Es suficiente tener una página web?

No, no es suficiente. Es esencial tener, también, una estrategia digital… algo especialmente importante para las pymes, puesto que las grandes empresas suelen contar con un plan de negocio que suele incluirla. Esta estrategia tiene que comprender tres ejes de acción básicos: girar en torno al cliente; diseñar una web orientada a los buscadores; facilitar al usuario de la web un uso fácil desde el móvil.

Muchas veces, en las empresas, no se tienen claros conceptos como que es un community manager o un técnico SEO. Además, a la hora de buscar un profesional que realice un trabajo determinado, no se suele tener muy definido el perfil de profesional que se precisa.

Otro apunte. Una situación, muy común entre empresarios mayores de 40 años, es que, por lo común, es un colectivo que precisa de más ayuda, que los empresarios más jóvenes, para conseguir aprovechar todas las oportunidades que ofrece contar con un profesional experto en marketing on line.

Cómo calculo la inversión del marketing online

Es probable que, más de una vez, hayas escuchado el término ROI, pero… ¿sabes lo que significa exactamente? Las siglas corresponden al concepto retorno de inversión y permite, a una empresa, saber, exactamente, cual es la rentabilidad real de una inversión. Aunque es muy recomendable medirlo –nos permite saber si una acción ha sido, o no, rentable (puede ser que, por ejemplo, se esté invirtiendo más en Facebook que en Google pero que, aplicando  el ROI, resulte que el retorno de inversión es mucho más alto en Google) – no es fácil hacerlo.

Para calcular el ROI habrá que utilizar dos datos: la inversión realizada en una campaña y los beneficios obtenidos. La fórmula básica para calcular el ROI de una campaña de marketing on line es la siguiente:

  1. Restarle a los ingresos generados por la campaña los gastos de la misma.
  2. Dividir el resultado obtenido, de nuevo por los gastos de la campaña.
  3. Multiplicar por 100 el resultado de este cálculo.
  4. El dato obtenido es igual al retorno de la inversión.

Un ejemplo. En una campaña de Google Adwords hemos invertido 10.000 €, y hemos ganado 50.000 €: [(50.000 – 10.000) / 10.000] * 100 = 400%. ¿Empezamos con nuestra campaña de marketing on line?

No Comments

Deja un comentario